Guitarra y chacarera

Desperté en ese vuelo, 
que me provoca sasear,
y verte otra vez,
con una guitarra
y tu chacarera.

Seducir a todo un pueblo.

¿Por qué no?,
te deslices por el canto,
te envuelvas en la luz de tu pelo,
abrigues la payada,
más tarde acobijes tu garganta,
y en ese péndulo de tu semblante,
la cúspide sea otra risa
o tal vez nos convierta en sonrisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Brisa en qasiwi*

21 abril, 2019

corazoncito, kunturi

1 mayo, 2019